Pagina principal de www.librohispania.com

Sobre nosotros Sobre nosotros Enlaces de interés Contacte con nosotros

¿Qué buscas?

Búsqueda avanzada

Materias

LEGIÓN ESPAÑOLA, TERCIOS VIEJOS, GESTAS DE ESPAÑA
Arte.
Biografías y Memorias.
Cultura y gastronomía.
El MEDIEVO
Ensayos amenísimos.
España Antigua y Medieval.
España Contemporánea.
ESPAÑA EN AMÉRICA.
España en la historia.
España Hoy.
España Moderna.
ESPAÑA SIGLO XX-XXI
Ferrer Dalmau. Pintura histórica
Historia militar.
HISTORIA UNIVERSAL
La Educación en España.
LIBROS EN OFERTA.
Novela, narrativa.
Protectorado marroquí, Ifni, Sáhara.
RELIGIÓN.
Superación.

Volver al listado de Libros.

Málaga, Tierra de Mártires.
Comprar este libro
AutorPedro Sánchez Trujillo
Editorial
MateriaESPAÑA SIGLO XX-XXI
SubmateriaII República y Guerra Civil.
ISBN
Páginas900
Año
Precio26 €
Disponibilidad Disponible
Reseña

Este libro no es una tragedia griega, ni un libro revanchista que pretende recordar tremendos crímenes-reales-que pertenecen al pasado, ni un libro polemista con impresionante información procedente de numerosas fuentes, muchísimas de ellas inéditas, que desacredita a tanto libro y libelo sobre el mismo tema con que nos sorprende el mercado editorial en las últimas décadas. El libro importante y oportuno, busca la verdad de hechos ocurridos y sobre todo las causas, el secreto que hizo posible a tantos mártires soportar terribles tormentos y al final la muerte, no solo con mansedumbre sino, en muchos casos con alegría y siempre perdonando. Importante por su objetividad y por la cantidad de datos de obligada consulta para quienes interese conocer la verdad de la terrible persecución a la Iglesia y el deterioro de la convivencia en España. Oportuno porque aún quedan pocos y ancianos testigos de los hechos y el autor trata de recoger aquellos testimonios a quienes esta publicación estimule y porque rescata del olvido a la memoria de nuestros mártires como pedía Juan Pablo II y que Benedicto XVI nos vuelve a recordar. El hilo conductor tiene tres importantísimos capítulos: La SIEMBRA (con el subcapítulo la Cizaña), La SIEMBRA y la COSECHA, encuadrados en la Presentación y Conclusiones. Es un libro de sumo interés. La Siembra: Repaso histórico con rigor y amenidad, de los males que sobrevinieron a nuestra Patria. Se expone una semblanza del entonces Obispo de Málaga D. Manuel González García, sembrador y evangelizador dedicado a los pobres y “formadores” fundando un nuevo Seminario. Su actividad apostólica, inquietud social y dedicación de la Iglesia a los más necesitados, le convertirán en piedra de escándalo que descubrirá el lector. Tras el incendio general de iglesias, conventos y de su residencia el 11 de Mayo de 1931, marchó obligado, dejando una Iglesia pobre, de curas más pobres que aquellos a quienes socorrían. Era una Iglesia preparada para el martirio y que desbarata la gran mentira actual del “ellos se lo buscaron” para justificar la explosión de odio que se desató contra ella. La Cizaña: Subcapítulo del anterior, describe cómo mientras unos sembraban la buena semilla, otros sembraban la cizaña primero contra Dios y su Iglesia y luego contra una clase social a la que había que hacer desaparecer. A día de hoy es un paralelismo de las consignas y actuaciones de aquellas fechas tan exactas, que ni el lenguaje se modifica, tras más de setenta años. Esta parte muestra los años cruciales de la gran persecución a la Iglesia Católica y la Guerra Civil. Para muchos lectores que no vivieron aquellos tiempos e influidos por múltiples versiones amañadas, que desde hace más de treinta años se difunden día a día con una visión totalmente desenfocada de los hechos y la realidad histórica, será de suma importancia. La Siega: Capítulo pormenorizado que detalla parroquia a parroquia los devastadores efectos sobre personas y cosas de una satánica persecución contra la Iglesia, sus sacerdotes, fieles, templos, imágenes y objetos sagrados, que la revolución marxista desató con la insurrección desde 1934 como cruento ensayo, y de lo que después se consumó del 1936 al 39. Observamos hechos reales ocurridos hace más de setenta años, avalados por miles de testimonios de distintos orígenes que atestiguan las notas a pie de página. El protagonismo lo tienen las víctimas, entre mártires y asesinados, aunque la mayoría de éstos no puedan ser considerados mártires de la fe. Entre tantos muertos, muchos impresionan por las terroríficas actuaciones de sus verdugos, pero la que podemos considerar como destacadísima es el asesinato tras una semana de martirio del joven Diácono Juan Duarte recientemente beatificado a quien la primitiva bibliografía reconoció y que la posterior más reciente y exhaustiva investigación ha confirmado. Las listas negras aparecen en casi todas las localidades, lo que resulta difícil de entender sin la existencia de ese poder oculto, no suficientemente estudiado por los historiadores y que en este libro no se toca por no ser esta su finalidad. Figuran los verdugos casi siempre en nota a pie de página, pues no pueden existir víctimas sin verdugos y la forma y circunstancias en que éstos efectúan los asesinatos, permiten conocer mejor el sufrimiento y comportamiento de las víctimas ante la muerte. Ocasionalmente se destacan algunos verdugos pues públicamente se vanagloriaban de la muerte de su propio hermano, de su profesor, su maestro, o la persona que más le había protegido. Así queda más nítido el efecto del odio sembrado y la influencia de los ocultos responsables que desde la sombra daban órdenes y consignas. Esto queda abierto a los ojos del lector en última carta a su familia de algún arrepentido antes de ser ejecutado, estando en capilla. La Cosecha: En este capítulo se relacionan con reseñas aquellas víctimas que por las circunstancias que concurrieron en sus muertes pudieran ser ab initio consideradas como mártires y susceptibles de beatificación. Del gran número de víctimas enumeradas se han seleccionado aquellas que en una primera criba se ajustaban al perfil de mártir. La mayor parte de los que aparecen relacionados no cabe sorpresa, son sacerdotes y religiosos o religiosas pues al estar la Iglesia en la diócesis de Málaga tan apartada de la política en aquellas fechas y siendo en su mayoría pobres y procedentes de clase humilde, no es difícil demostrar que la razón de su muerte era su condición religiosa. En cuanto a los seglares cuya muerte fue ejemplar y heroica no es prueba suficiente para la Iglesia de que murieran por causa de la fe; existían otras circunstancias (económicas, profesionales, políticas, venganzas personales, etc.) y para descartarlo hacen falta pruebas, testimonios… y que después de transcurridos tantos años se hace difícil demostrar, lo que podemos apreciar como injusto. Los que vivieron aquellos días manifiestan que la principal causa de los asesinatos era como entonces se decía “por ir a misa”. Con este libro se da la oportunidad a las familias de las víctimas de aportar datos y testigos, para conseguir sean reconocidos como mártires los que verdaderamente mártires han sido. Como conclusión el autor destaca la inquietud y preocupación por el olvido en que hemos tenido a nuestros mártires y se pregunta si su sacrificio ha merecido la pena. Aquellos que por razón de familia o amistad están más próximos a los mártires los han dejado tanto tiempo en el olvido y puedan pensar que es más cómodo y más fácil olvidar que perdonar. Nuestros mártires murieron perdonando y nosotros los hemos dejado morir en la memoria colectiva olvidándolos. Este libro, sólo desde la fe o desde la asepsia histórica puede ser leído sin que el alma del lector quede sosegada.

Comprar este libro

Recomienda este libro a un amigo
Nombre de tu amigo
E-Mail de tu amigo
Tu nombre
Tu email
Comentarios

Estado del Carrito

Título ud.  
Total: 0 €
*Portes no incluidos
Finalizar Compra